“Retrato”- A.Machado

      RETRATO

Mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla,
y un huerto claro donde madura el limonero;
mi juventud, veinte años en tierras de Castilla;
mi historia, algunos casos que recordar no quiero.

Ni un seductor Mañara, ni un Bradomín he sido
—ya conocéis mi torpe aliño indumentario—,
más recibí la flecha que me asignó Cupido,
y amé cuanto ellas puedan tener de hospitalario.

Hay en mis venas gotas de sangre jacobina,
pero mi verso brota de manantial sereno;
y, más que un hombre al uso que sabe su doctrina,
soy, en el buen sentido de la palabra, bueno.

Adoro la hermosura, y en la moderna estética
corté las viejas rosas del huerto de Ronsard;
mas no amo los afeites de la actual cosmética,
ni soy un ave de esas del nuevo gay-trinar.

Desdeño las romanzas de los tenores huecos
y el coro de los grillos que cantan a la luna.
A distinguir me paro las voces de los ecos,
y escucho solamente, entre las voces, una.

¿Soy clásico o romántico? No sé. Dejar quisiera
mi verso, como deja el capitán su espada:
famosa por la mano viril que la blandiera,
no por el docto oficio del forjador preciada.

Converso con el hombre que siempre va conmigo
—quien habla solo espera hablar a Dios un día—;
mi soliloquio es plática con ese buen amigo
que me enseñó el secreto de la filantropía.

Y al cabo, nada os debo; debéisme cuanto he escrito.
A mi trabajo acudo, con mi dinero pago
el traje que me cubre y la mansión que habito,
el pan que me alimenta y el lecho en donde yago.

Y cuando llegue el día del último vïaje,
y esté al partir la nave que nunca ha de tornar,
me encontraréis a bordo ligero de equipaje,
casi desnudo, como los hijos de la mar.

 

 Este poema fue escrito por Antonio Machado, escritor que nació en Sevilla en 1875. Fue uno de los poetas españoles más reconocidos, que formó parte de la Generación del 98, aunque también estuvo influido por el Modernismo. En sus obras podemos ver el vivo reflejo de la España que se encontraba en una decadencia social y política que preocupaba mucho a los intelectuales de su época.
Éste poema está incluido en Campos de Castilla, una de sus obras más importantes, en dónde mediante el paisaje se muestran los sentimientos del autor y donde encuentra siempre a su amada, Leonor.
En el poema podemos ver como Machado se describe a sí mismo y a su obra y a través de el nos cuenta el paso de su vida, desde que nació en Sevilla hasta que nos describe la forma en que le gustaría morir.
A medida que se van leyendo las estrofas podemos ver como explica su vida de una manera muy detallada. Desde su infancia a sus vivencias amorosas, no se define ni como clásico ni como romántico. En la penúltima estrofa nos dice que todo lo que tiene es gracias a su esfuerzo y trabajo a la hora de escribir y que por eso no debe nada a nadie.
El poema lo podemos dividir en tres partes: la primera esta formada por las tres primeras estrofas en donde nos describe los acontecimientos más importantes de su vida, de su infancia como podemos ver en los primeros versos, aunque en el cuarto verso parece que vuelva a revivir momentos tristes de una época pasada.
En la segunda estrofas, Machado se describe fisicamente dónde podemos ver “ No soy un Mañara ni un Bradomín”, ambos personajes o de la vida real o personaje ficticio como Bradomín que aparece en alguna de las obras de Valle-Inclán. Con esto, Machado nos quiere decir que no era ni un noble acomodado ni un don Juan, sino que simplemente era una persona normal como otra cualquiera al que le apasionaba escribir.
En la siguiente estrofa cuando dice “gotas de sangre jacobina” nos muestra que era un rebelde y que escribía lo que el sentía.
La segunda parte esta formada por la cuarta, quinta y sexta estrofas donde nos muestra que está a favor de la belleza en la moderna estética.
Por último, la tercera partes está formada por los tres últimas estrofas en las que podemos ver una descripción del autor más íntima, podemos experimentar su soledad y cómo, próximamente, su vida finalizará. También podemos ver el diálogo que tiene con él mismo.
El poema  consta de nueve cuartetos de versos alejandrinos y rima consonante ABABCDCD.
En el poema podemos encontrar diferentes figuras como por ejemplo paralelismos cuando dice “ mi juventud, veinte años en tierra de Castilla/ mi historia, algunos casos que recordar no quiero” aunque también podemos encontrar otras como “ el traje que me cubre y la mansión que habito/ el pan que me alimenta y el lecho donde yago”. También podemos encontrar diversas metáforas como : “gotas de sangre jacobina” o “ manantial sereno” . Hay que destacar entre otras figuras, las anáforas ya que aparecen diversas en el texto como “y cuando llegue el día del último viaje,/ y esté al partir la nave que nunca ha de tomar” y también ““ mi juventud, veinte años en tierra de Castilla/ mi historia, algunos casos que recordar no quiero”. Asimismo encontramos comparaciones como “ mi verso, como deja el capitán su espada” y además encontramos algunos hipérbaton como “ no por el docto oficio del forjador preciada” o “a distinguir me paro las voces de los ecos”.
En el texto podemos encontrar diferentes características de la poesía de Machado: es una poesía basada en el recuerdo ya que nos explica su vida, sus recuerdos. También podemos comprobar que su poesía es muy elaborada, meditada y de una cierta complejidad, a la vez que se trata de una poesía intimista.
Los versos que encontramos son versos extensos que pretenden comunicar con el lector para mostrar al autor en su lado más realista.
En conclusión, Machado es un gran poeta del primer tercio del s.XX, la poesía del cual influirá en los escritores que se den después de él y esto llevará a ser un poeta muy estudiado y admirado.

RIMA LXXIII

RIMA LXXIII

Cerraron sus ojos

que aún tenía abiertos,

taparon su cara

con un blanco lienzo,

y unos sollozando,

otros en silencio,

de la triste alcoba

todos se salieron.

 

La luz que en un vaso

ardía en el suelo,

al muro arrojaba

la sombra del lecho,

y entre aquella sombra

veíase a intérvalos

dibujarse rígida

la forma del cuerpo.

 

Despertaba el día

y a su albor primero

con sus mil ruidos

despertaba el pueblo.

Ante aquel contraste

de vida y misterio,

de luz y tinieblas,

yo pensé un momento:

“¡Dios mío, qué solos

se quedan los muertos!”

 

De la casa, en hombros,

lleváronla al templo,

y en una capilla

dejaron el féretro.

Allí rodearon

sus pálidos restos

de amarillas velas

y de paños negros.

 

Al dar de las ánimas

el toque postrero,

acabó una vieja

sus últimos rezos,

cruzó la ancha nave,

las puertas gimieron

y el santo recinto

quedóse desierto.

 

De un reloj se oía

compasado el péndulo

y de algunos cirios

el chisporroteo.

Tan medroso y triste,

tan oscuro y yerto

todo se encontraba

que pensé un momento:

“¡Dios mío, qué solos

se quedan los muertos!”

 

De la alta campana

la lengua de hierro

le dio volteando

su adiós lastimero.

El luto en las ropas,

amigos y deudos

cruzaron en fila,

formando el cortejo.

 

Del último asilo,

oscuro y estrecho,

abrió la piqueta

el nicho a un extremo;

allí la acostaron,

tapiáronla luego,

y con un saludo

despidióse el duelo.

 

La piqueta al hombro

el sepulturero,

cantando entre dientes,

se perdió a lo lejos.

La noche se entraba,

el sol se había puesto:

perdido en las sombras

yo pensé un momento:

“¡Dios mío, qué solos

se quedan los muertos!”

 

En las largas noches

del helado invierno,

cuando las maderas

crujir hace el viento

y azota los vidrios

el fuerte aguacero,

de la pobre niña

a veces me acuerdo.

 

Allí cae la lluvia

con un son eterno;

allí la combate

el soplo del cierzo.

Del húmedo muro

tendida en el hueco,

¡acaso de frío

se hielan los huesos…!

 

……………………………

 

¿Vuelve el polvo al polvo?

¿Vuela el alma al cielo?

¿Todo es, sin espíritu,

podredumbre y cieno?

¡No sé; pero hay algo

que explicar no puedo,

que al par nos infunde

repugnancia y duelo,

a dejar tan tristes,

tan solos los muertos.

                                                        

 Este poema trata de la muerte de una niña, en él se describen tres momentos: el primero es en casa de la niña, cuando una vez muerta, la tumban y la cubren con un lienzo blanco; el segundo es en la capilla ardiente, donde la gente va a ver sus restos mortales; y el tercero es en el cementerio cuando finalmente le dan sepultura. El poeta hace una reflexión sobre la soledad y el olvido que reciben las personas al morir ya que nos intenta decir que cuando mueren su única compañía es la soledad.

En este poema podemos ver los sentimientos de Bécquer, su tristeza por la muerte de la niña (“pobre niña”). El poeta hace una especial referencia a la soledad en la que se encuentran los muertos y ésta idea se repite a lo largo del poema (“a dejar tan tristes, tan solos los muertos”).

El estribillo esta formado por dos versos que aparecen repetidos tres veces a lo largo del poema (“¡Dios mío, qué solos se quedan los muertos!”). Estos versos reflejan lo que siente el poeta frente a esta muerte que presenta una soledad eterna donde los seres queridos, con el tiempo, se acaban olvidando siempre de sus amigos o familiares que han fallecido; lo sola que puede estar la gente cuando muere, todavía más sola de lo que esta él.
Todo lo que se cuestiona, son preguntas universales, hechas por todos los seres humanos. Él no lo sabe, el no sé, es un símbolo de impotencia humana. 
 La emoción del poema se intensifica gracias a los sentimientos que Bécquer comparte y, de éste modo, consigue emocionar a sus lectores porque todos nos podemos sentir identificados con él, con sus pensamientos y sentimientos.

Es la rima más larga ya que consta de 104 versos. Su estructura externa es un romancillo de hexasílabos de rima asonante en los pares.

 

 

 

 

 

 



 

 

 

 

 

 

Reseña tema4 ” don Quijote de la Mancha”

REALISMO VS IDEALISMO

¿Quién no conoce la famosa obra de Miguel de Cervantes? Don Quijote de la Mancha es una de las obras más destacadas de la literarura española y una de las más traducidas.
¿Realmente la obra era realista o idealista? En mi opinión creo que en la obra aparecen ambas. Don Quijote con toda su imaginación y fantasía hace de él un personaje idealista y para crear esa fantasía se basaba en la realidad que atormentaba a Alonso Quijano. Luego esta Sancho, un campesino que se deja arrastrar por la locura de su vecino. Siempre intenta devolver el juicio a don Quijote cuando se niega a ver la realidad y inventa su fantasía.

En la primera parte, don Quijote no distingue entre la realidad y la ficción. Transforma la realidad para acomodarla a sus ideales. En la segunda parte, en cambio, hay una desquijotización porque no transforma él la realidad sino que son los demás los que le cambian la realidad para burlarse de él.
Sancho, en la primera parte, presenta una visión realista del mundo pero en la segunda parte sufre una quijotización ya que el empieza a deformar la realidad, como haría don Quijote.

En conclusión, Don Quijote es un personaje muy complejo capaz de mezclar los hechos más disparatados con una inteligencia y, a veces, una lucidez fuera de lo común. Es bueno, se mueve por los altos ideales y por amor, no distingue entre  la realidad y la ficción a causa de esto, transforma la realidad para acomodarla a su ficción.
 A diferencia de él, Sancho Panza representa el realismo, el sentimiento práctico de la vida, la visión materialista y sobretodo le mueve el deseo de prosperar. Podemos apreciar estos rasgos ya que, durante la obra, sigue a don Quijote porque éste le promete una ínsula aunque a medida que pasa el tiempo podemos ver que no la conseguirá.

Al final, el contacto entre ambos personajes hace que don Quijote sea un poco más realista y Sancho, un poco más idealista. Es aquí donde se concentra la gracia de los personajes: los personajes nacen, crecen, y mueren en la novela, vemos sus cambios y los entendemos, y somos capaces de juzgarles.

 

Reseña Tema3 “cantar del Mio Cid”

El cantar del Mio Cid es un cantar de gesta anónimo que se escribió alrededor de los años 1195-1207. Escrito en una lengua romance, es el primer texto narrativo que se ha encontrado en literatura castellana . El poema consta de 3.735 versos que relatan las hazañas heroicas de Rodrigo Díaz de Vivar 

Manuscrito del cantar del Mio Cid

 

En esta reseña me voy a centrar en el tema central de la obra, según mi punto de vista ya que dependiendo de la persona verá más importante un tema que otro. El tema principal es el honor del Cid y lo podemos ver en el transcurso de la historia:

      –El honor del Cid como vasallo: durante su trayectoria del destierro se convierte en un hombre famoso, muy rico.

      –Relaciones de sus hijas: comprueba como los ofensores de sus hijas son vencidos y rompe con ellos toda relación.

Haciendo un breve resumen del Cantar en el inicio el Cid ha sido desposeído de su categoría de caballero, acusado de traidor y desterrado. Al final de la obra regresa mucho más famoso, riquísimo y con el honor y la admiración de todos, cosa que al principio del cantar había perdido por completo.

El Cid nunca deja de decir que él solo es un simple vasallo aunque al emparentar el Cid con reyes cristianos recupera su honor. En el poema aparece una frase: «hoy los reyes de España sus parientes son, / a todos alcanza honra por el que en buen hora nació» (vv. 3.724–3.725), de modo que no sólo su casa emparenta con reyes, también la familia del Cid se siente más honrada y tienen un mayor prestigio del que tiempo atrás no gozaban. 

 

Este es un video donde se explica la historia del Cid resumida.

 

Bibliografía
www.wikipedia.org
Apuntes de literatura.